Reflexiones.

 

     
 

Desde hace muchos años me he involucrado en lo que concierne a la superación del subdesarrollo en mi comunidad y en mi país, aún recuerdo cuando estaba en la universidad, realicé un intento más, porque esto me venía desde mucho antes, quizá desde la secundaria, cuando publicamos tres números de un quincenario denominado "La razón", pero en el claustro universitario me preocupé por la realidad carcelaria en mi país, en la cual di un aporte y dentro de las limitaciones estudiantiles, publiqué el ensayo psico-social: "La casa del jabonero". Creo que esos pequeños esfuerzos son parte  de lo que requieren los países y toda América Latina, en donde se deben considerar programas que conlleven a mejorar su calidad de vida y tomar parte en un desarrollo agresivo y persistente, pero esto solo será posible si América toda participa en ello, ejemplo de este accionar tenemos en Venezuela.

Cierto día, en una conversación entre amigos, se suscitó el tema de Cuba, pude atinar a decir que ahora Cuba ha elevado su estándar de vida y es algo que seguirá mejorando, especialmente si se logra superar el bloqueo impuesto por EE.UU. y sus aliados y que el turismo, su actual fuente de ingreso, siga perfeccionándose, del mismo modo, la excelente formación educativa de sus ciudadanos. Sin embargo, debe reconocerse que hay un sector de cubanos, que aun no se identifica con este desarrollo y así entonces pueda lograrse una total independencia económica y política, como  corresponde a un país adalid en un socialismo americano, pero todo ello es un proceso integral, que viene siendo efectuado satisfactoriamente. Ese sector de cubanos, que no es mínimo, tiene su propia apreciación y accionar para dar solución a sus necesidades, pero lo pondré en una pagina aparte, aquí me limitaré a reflexionar sobre las fortalezas del régimen cubano, aquello que con la heroicidad  de un pueblo viene construyéndose desde hace cerca de medio siglo y que ha dividido a los cubanos en tres o cuatro sectores poblacionales, los castristas, los anti-castristas, los que denominaremos "centristas" y aún los que están mas allá, que son cubanos, aman su país y trabajan en y por él, pero se mantienen ajenos a la política.

Vean como salvan a joven pinera y a su bebé de mortal enfermedad

En Cuba se dan políticas de índole social muy sui géneris, en tan largo tiempo de lucha anti-imperialista, políticas que son conquistas que deben mantenerse y perfeccionarse, pero para ello se requiere permisividad reflejada en una necesaria autocrítica, que en estos casos resultaría muy pedagógico. Años atrás, Cuba pasó por etapas muy difíciles, que hoy vienen superándose gracias a la participación de otros países, que poco a poco se van uniendo a una cruzada anti-bloqueo, pero también participativo en el despegue de la economía del país caribeño, que tiene un altísimo potencial técnico y profesional que viene siendo exportado a otras latitudes con mucho éxito. Lamentablemente en 1990 a raíz de la caída de la Unión Soviética y el bloque socialista de Europa del este, Cuba ve mermada su exportación, acceso al petróleo y créditos financieros, ello unido al ya preexistente bloqueo norteamericano, exige que el pueblo cubano ingrese a una época de mayores ajustes y sacrificios.

Sin embargo, Cuba resiste y continúa luchando no solo en el interior de su país sino en decenas de países, a donde va exportando sus dos principales fortalezas: sanidad y educación, sin dejar de lado otras ramas profesionales, que son beneficio a mas de 60 países del orbe. Tenemos referencias de lo que viene sucediendo por ejemplo en Venezuela, pero mejor analicemos las palabras del líder de Cuba al respecto:

 

Según un discurso del Dr. Fidel Castro, el 28 de octubre del 2005 se concluyó en Venezuela una campaña de alfabetización, el territorio queda libre de analfabetismo después de duro batallar.  Desde mediados del 2003 se había iniciado la Campaña de Alfabetización y el número de personas alfabetizadas hasta ese día son: 1 482 533, quedando unos pocos miles terminando ya el curso.

En ese mismo discurso el Dr. Castro dijo que el viernes 27 de enero del 2006, alcanzaron el sexto grado las primeras 423 personas incorporadas a la Misión Robinson 2 para alcanzar el sexto grado y que se encuentran incorporados a esa Misión —en un país donde ya no existe el analfabetismo, mediante una campaña seria, sistemática, con pruebas, con exámenes— 1 449 292 estudiantes; 616 833 de ellos provienen de la Misión Robinson 1.

Durante el presente año 2006 se graduarán de este nivel un millón de estudiantes —estudiantes que eran analfabetos o semianalfabetos; o más bien personas que  no eran estudiantes, se convirtieron en estudiantes.

Se prevé para finales del año 2007 sumar otros 500 000 graduados de ese nivel.

Por medio de la Misión Ribas para graduarse de bachiller, 162 543 ciudadanos adultos lo han logrado ya.  Todos sabemos que aquí se encuentran preparándose o ya realizando los cursos de medicina algo más de 3 400 estudiantes venezolanos procedentes de esa Misión Ribas.

Están incorporados en estos momentos a clases en la Misión Ribas, según datos, 602 502 estudiantes, de los cuales concluirán sus estudios este mismo año aproximadamente 500 000 nuevos bachilleres.

Se han incorporado a la Misión Sucre, de nivel superior a la Ribas, 513 568 venezolanos, de los cuales han concluido el Programa de iniciación universitaria 416 769 estudiantes. De ellos, 310 192 están incorporados ya a sus planes de estudios universitarios.

Es notable señalar que entre estos venezolanos que están ya realizando cursos de educación superior, 15 392 estudian medicina integral comunitaria en la Misión Barrio Adentro.

Del mismo modo dijo que un poco más de 3 400 estudian medicina en Cuba, y antes de que finalice el año habrá 10 000 estudiantes venezolanos en Cuba, acogidos por el nuevo programa y con tremendas perspectivas debido a métodos, experiencia, profesores, algo absolutamente nuevo, como lo es que se haya convertido Barrio Adentro en una gigantesca universidad en toda Venezuela.  Eso es absolutamente nuevo en la historia de la humanidad y la única forma de preparar los médicos que necesita el Tercer Mundo, constituido por miles de millones de una humanidad que alcanza ya la cifra impresionante de más de 6 500 millones de habitantes, miembros de nuestra especie, en la que las calamidades y los problemas se han acumulado y se han multiplicado.

Si un mundo mejor no fuese posible, adiós a las esperanzas de que la especie sobreviva.

 

 

¿Cómo matricularse en la ELAM?

Pero prosigamos con el resultado del análisis que venimos realizando, resultado del cual hemos llegado a la conclusión que las principales columnas que sostienen el sistema social cubano son: la educación y la sanidad, ambas son gratuitas. Todos los cubanos tienen derecho a una educación universitaria, incluso en algunos casos, reciben un salario, alojamiento y alimentación, lo que justifica el elevado grado de formación de la población cubana. Al finalizar sus estudios, durante dos años, el Estado dispone de estos profesionales pagándoles un salario mínimo, tras lo que tienen la opción de cambiar de trabajo y aumentar su sueldo. Es la forma que tienen por ejemplo, de disponer de médicos y maestros para incluso las áreas rurales más alejadas.

Según las estadísticas, el 30% de la población mundial vive en situaciones habitacionales precarias, no obstante en Cuba hay acceso a vivienda, aunque con ciertas dificultades; el transporte público está subvencionado, aunque tiene algunos problemas en  el servicio, lo cual es superado con otros medios de movilidad, con un sistema de bicicletas y bicitaxis muy efectivo. Incluso se dice que los cubanos no necesitan ir a gimnasios, ya que el uso de la bicicleta les provee un excelente físico y salud. Todas estas ventajas sociales, son accesibles y equitativas sin distingos de raza o género.

Las áreas rurales tienen unos niveles de vida bastante aceptables, la tierra  es rica y fértil y el régimen de lluvias adecuado, la electricidad llega a la mayoría de núcleos y casas aisladas, incluso en las zonas mas alejadas, si no por medios convencionales, mediante el uso de paneles solares. Además estos pequeños agricultores tienen asegurada la venta de la mayor parte de su producción al estado.

Puede decirse que las áreas rurales reúnen mejores condiciones de vida que las grandes ciudades, a pesar de no reunir la misma cantidad de equipamiento e infraestructura, la gente parece mas sana, física y mentalmente, además el Estado asegura asistencia sanitaria y educación a las áreas rurales y ofrece la opción de cursar estudios universitarios a los jóvenes, a través de becas. Estos servicios se cubren a través del servicio social obligatorio, que tienen los universitarios de 2 años (5 para los estudiantes de medicina) tras terminar sus estudios.

De más de 130 mil profesionales de la salud de nivel universitario, en este momento, 25 845 cumplen misión internacional en 66 países. Atienden una población de 85 154 748 habitantes, 34 millones 700 mil en América Latina y el Caribe y 50 millones 400 mil en África y Asia. De ellos, 17 651 son médicos, 3 069 son estomatólogos y 3 117 son tecnólogos de la salud en óptica y otras áreas.

Hoy en Cuba estudian Medicina más de 12 mil jóvenes procedentes de otros países, especialmente de América Latina y el Caribe, sin costo alguno, y este número se multiplicará rápidamente. En la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), estudian incluso decenas de jóvenes norteamericanos, y sus puertas están abiertas, desde que se fundó, para estudiantes de ese país.

Estoy en red

Jorge Paredes Romero

desde Lima Perú

 
     
 
  Retornar Índice Escríbanos Pagina de Sociedad Latina