install tracking code

 contadores web

 
 

¿Debe ser gratuita la educación superior?


Jorge Paredes Romero
Periodista y humanista peruano


Nosotros pensamos que la educación debe ser gratuita, desde los tres años hasta culminar una carrera profesional, hay quienes argumentan que los que vienen de escuelas privadas deberían pagar, nosotros creemos que no necesariamente los que vienen de escuelas privadas disponen de dinero, muchas veces un buen número de padres deben recurrir a muchísimos esfuerzos para sostener la educación de sus hijos en escuelas privadas, debido a la precariedad de la escolaridad pública en muchos aspectos, sin embargo acotamos que la educación privada adolece también de mediocridad, quizá en sus inicios allá por los años cincuenta, podría haberse visto educación privada de calidad, en ese entonces si se notaba la diferencia, hoy no, hoy día la pésima calidad está presente en ambos sectores, de allí que la educación en general se ha transformado en un negocio, de modo que decidir que los que vienen de escuela privadas deben pagar, no es una regla que tiene sustento.

Existen escuelas de miles de dólares al año, esos jóvenes jamás irán a una universidad pública, continuaran sus estudios probablemente en el extranjero o en universidades de elite aquí en Perú, de modo que esa población soluciona fácilmente sus problemas. La calidad de la educación nunca debería ser solamente fruto de una buena economía, la calidad es producto de factores como el esfuerzo, la acuciosidad, la investigación, la lectura, etc., etc. Lo económico en todo caso, es uno de los factores, pero no el único

Los problemas de la educación giran alrededor de docentes de mediocre formación, de infraestructura inadecuada, la falta de herramientas y ayudas pedagógicas, del caos administrativo, de la corrupción institucional generalizada, de la falta de trabajos de investigación, la pobre consulta de libros y la deficiente comprensión de lectura.

Se dice y no es totalmente cierto, que la educación pública es mala por el descuido del estado en ese rubro, lo cual no es del todo exacto. Existe ese descuido y es escandaloso, sin embargo existe una enorme cantidad de estudiantes de la educación pública que recurre a la autodidáctica, consulta de libros, organiza foros, eventos, seminarios para lograr mejor calidad en sus aprendizajes, de modo que eso revela que hay preocupación del estudiantado, por lograr calidad y mejores aprendizajes en su formación, esto en el sector público. Creo que lograr excelencia depende no tanto del colegio como del mismo estudiante, pero si ambos son precarios entonces tenemos que sumando, daría un pésimo resultado. Esto no significa que avalamos la irresponsabilidad del estado, solamente sacamos a relucir la forma cómo algunos estudiantes surgen en medio de esa mediocridad, como ejemplos dignos de imitarse, cosa que lamentablemente no se hace, quizá si provoca envidias o comentarios, muchas veces calificativos de “nerd” o víctimas de bulling. Todo es parte de la patología social en la que se encuentra envuelto el país, como resultado de la abulia del estado.

En algún momento alguien dijo que es injusto que, muchos graduados en universidades del estado más tarde como profesionales, se enriquecieron, sin que hayan tenido la iniciativa de devolver o ser gratos con sus formadores, es decir a el estado, lo cual también sucede en el caso de estudiantes rentados por sus padres y que no necesariamente son gratos, es la misma figura, creo que eso se puede remediar, lo plantearé luego.
Entonces se propuso el sistema de abrir créditos a los estudiantes, para que entidades financieras cubran los gastos de educación de la juventud, mediante préstamos que luego serían devueltos y así el estudiante escoge la universidad, carrera y costos de la misma, de acuerdo a sus cálculos de devolución, inclinaciones, aptitudes, etc., etc. En la Constitución de 1993 se introdujo el artículo 17, "En las universidades públicas el Estado garantiza el derecho a educarse gratuitamente a los alumnos que mantengan un rendimiento satisfactorio y no cuenten con los recursos económicos necesarios para cubrir los costos de educación".

Durante el gobierno del decenio de Fujimori se dio la posibilidad de abrir universidades y escuelas privadas, debido al temor de la educación pública influida por el senderismo doctrinario, hoy sufrimos las consecuencias de aquello, la enorme cantidad de instituciones educativas privadas de todo nivel, que han descendido de calidad y la educación pública abandonada a su suerte, por la falta de voluntad del estado de invertir en ese sector, lo cual es un craso error político, una lamentable medida social, sabemos que los recursos fiscales se dirigen lamentablemente a otro tipo de gasto: armamentos, pago de planillas doradas, gasto superfluo, los altos sueldos de la planilla estatal, etc., etc. Las universidades deberían ser abiertas, es decir no exigirse exámenes de ingreso, como también debería darse facilidades a los adultos que deseen iniciar o reiniciar sus estudios, abandonados en algún momento. Además hemos notado que la necesidad de prepararse, surge debido a la mediocre educación secundaria por un lado, por otro lado aparecen las academias, las pre de cada institución, siendo todo ello grandes negocios, incluso grandes engaños.

Pero también surgieron los institutos tecnológicos como alternativa y al mismo tiempo instituciones educativas técnicas, para cubrir las necesidades de técnicos que se tiene en fábricas, mediana y pequeña empresa. Hoy en día, han aparecido las máquinas de tipo robot, que requieren personal especializado en su manejo, en el mantenimiento de las mismas, desplazando gran cantidad de obreros. Las maquinarias por ejemplo, una pala mecánica reemplaza a grandes grupos de obreros, del mismo modo otro ejemplo, las mezcladoras de concreto, las grúas, los winches, todo ello ha ocasionado el aumento de la tasa de desempleo en muchos países, pero aparecen nuevas ocupaciones, tecnologías que requieren de personal que debe prepararse.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, NTIC, requieren especialistas, que a su vez necesitan formación profesional. Esta formación contempla el procesamiento, almacenamiento y trasmisión de datos e información y si se es más exigente, debemos aprender el mantenimiento de una computadora, aun más, el ensamblaje y reparación de la misma, es algo que por ejemplo en mi caso, de forma autodidacta ha sido un proceso de años, hoy proceso, almaceno y trasmito información, puedo dar mantenimiento básico, formatear y ensamblar partes elementales de la misma, pero en un inicio apenas podía realizar funciones básicas, quizá la dificultad fue por no poder acceder a una escuela o instituto de formación, por problemas de salud. Esto lo dije muchísimas veces, la salud es lo primero, es lo prioritario, sin salud no puedes estudiar, sin estudio no podrás trabajar dignamente y sin trabajo no tendrás previsión social.

Recuerdo en los años setenta, cuando culminaba la universidad, recién aparecía la informática, el estudio de los bits, la cibernética, entonces estaba lejos la llegada de las computadoras, estas recién aparecían en Norteamérica y Europa. A Perú recién llega la computadora en el año 1961, una IBM 1620 a la Universidad de Ingeniería y su costo era entre 85.000 a 100.000 dólares y la Internet en los años 90, recuerdo mi primer contacto con una computadora y la Internet fue el año 2001 y fue recién el 15 de enero del 2002 en que empecé a proyectarme a través de una página web en la ciudad de Mollendo, esa pagina era: ../mollendo

Bien, retornemos a nuestro tema, la gratuidad total de la educación, la considero necesaria, debido a que los jóvenes por la falta de economía se quedan estacionados en la educación secundaria, algunos acceden a la tecnológica y otros a la universitaria, pero un gran sector no lo hace, por falta de medios económicos sobre todo, resultando muy lamentable. He podido darme cuenta que no es por falta de aptitudes y ello ocasiona grandes tristezas, decepciones y daños emocionales, pérdida de autoestima, seguridad y estabilidad emocional, gran dependencia y sufrimiento, lo cual es terrible cuando no se cuenta con el apoyo de los mayores. En Perú resulta terrible la realidad de millones de jóvenes y señoritas que culminan la educación secundaria y que no pueden acceder a educación superior, debido a los altos costos de la misma, las distancias a los centros de enseñanza, lo cual exige gastos de movilidad, alimentación, vestimenta, libros, útiles, etc., etc. Entonces resultaría muy saludable y de gran respaldo social, el hecho que la educación superior sea gratuita, sea en un sistema totalmente libre, no reembolsable o en el caso de crédito, financiamiento reembolsable. Nosotros proponemos que sea gratuita y al termino de la formación estos nuevos profesionales realicen un Servicio Social Obligatorio, para servir profesional y técnicamente a la ciudadanía o al estado, con el respaldo de un sueldo mínimo, alimentación y vestido básicos, y por un tiempo, que justifique el gasto realizado al costo social mínimo, para después estos jóvenes y señoritas puedan desenvolverse en la vida privada, disfrutando de los beneficios de tener una profesión y hacer su propia economía.

Esto permitiría que ese enorme bolsón poblacional que hoy sufre la falta de educación y por ende el no acceso a trabajo bien rentado, deje de sentir los estragos de la falta de educación y trabajo. Al mismo tiempo se requiere cobertura de salud para todos ellos, aunque mejor sería que se instituya un sistema único de salud, que les cubra desde que nacen hasta el día que terminen sus estudios e ingresen a un trabajo rentado, lo que les permitiría pagar un seguro social y un sistema previsional, que en Perú es la ONP la que consideramos suficiente y noble. No creemos bajo ningún punto de vista, que los servicios privados de salud como los servicios privados de previsión social sean los más indicados, lamentablemente son negociados que enriquecen a un sector de empresarios dedicados a ello.

De modo que la educación debería ser gratuita y pública y solo debería ser privada en el caso que demuestre que es certificada, que es mejor que la pública y que los costos no necesariamente sean tan altos, creo que debe instituirse un sistema de servicio social, para quienes luego de ser calificados accedan a educación superior gratuita, una especie de beca integral de parte del estado, para estudiantes que lo requieran y merezcan, entonces el problema educación será solucionado en Perú, para ello se requiere mejores presupuestos y voluntad de parte del gobierno.
 

Jorge Paredes Romero

Humanista Perú

 

 
 
Educación gratuita Perú La educación no debe ser un privilegio Lean Educación Holista para Perú  Más escritos
 

   Índice de la Revista Virtual Sociedad Latina