Publicidad economica y eficaz paginas amarillas peruanas paginas amarillas mundiales

Mensajes de esperanza Peru Jorge Paredes Romero Periodista humanista, Asesores, Con nosotros tendrá una excelente página Web, posicionada en todos los buscadores mundiales,Su informacion sera colocada en la Web con gran sabiduria, Ud. figurara en un Directorio de publicidad nacional y mundial, Su pagina web posicionada de privilegio, Hosting, Domain, Asesores Gratis, publicidad economica, eficaz, buscadores mundiales web, Pagina web, publicidad economica, eficaz presencia, total, buscadores mundiales, Peru, Hosting, web posicionada, asesoria empresas, comerciantes, artistas, profesionales, tecnicos, negocios Peru, haga negocios, seo, pagesworld, mayores ventas, mejores ganancias, utilidades, dominios, alojamiento, domains, diseño, consultas, compradores, comercio internacional, nacional, compras, ventas, marketing, mercadeo, software, estrategias, herramientas, analista, bigdata, internet

FPP, Federacion de periodistas del Peru

El audio de este comentario está aquí, clic   

 

website counter widget

 

.........  Somos nosotros los que debemos cambiar  .........

Jorge Paredes Romero
Periodista y humanista peruano

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En estas últimas elecciones del 2016, una de las palabras más utilizadas en slogan, afiches y lemas, ha sido la palabra cambio y es algo que se viene buscando desde hace mucho tiempo, no solo en Perú sino en todo el mundo, porque es la clave para conseguir todo aquello que nos ha sido negado por muchos siglos. Es la búsqueda del cambio lo que ha permitido se de todo cuanto conocemos, los grandes inventores, descubridores, los que se han convertido en nuevos paradigmas solo buscaban el cambio.

Todos en Perú buscamos el cambio de la educación, el cambio en las normas de seguridad, cambio en la política, pero casi nadie habla sobre el cambio de nosotros, y es que el universo no podrá cambiar si no cambian los elementos que la componen y somos nosotros parte de esos elementos, de modo que si hoy mismo Ud. que está leyendo estas líneas, decide cambiar cuanto haya en su vida merezca cambiar, tenga por seguro que las cosas en su hogar, en su familia mejorarán, del mismo modo será otro el aire que se respire en su derredor y se convertirá Ud. y su familia en el foco de atención para los demás.

 
 

 

Estas personas que le están observando y que han notado que en Ud. y su familia que algo bueno está sucediendo, empezarán a analizar, del mismo modo que antes le criticaban y se reían a sus espaldas, sin darse cuenta que ellos mismos tenían errores parecidos y quizá peores, ahora comprenderán que Ud. empezó a apostar por el cambio, quizá el cambio de rutinas, de horarios, de costumbres, quizá alguien en su familia tenía esa idea siempre, pero los demás no le ayudaban a realizar ese cambio o tal vez era una idea común, pero nadie daba el primer paso o sencillamente no había diálogo familiar.

En mi familia somos cuatro, mi esposa y nuestros dos hijos y nos preocupamos acerca del futuro de ellos, y también de nuestra felicidad, por mis ocupaciones ellos tienen siempre el tema política, educación, salud como tema de conversación, pero también conversamos sobre la educación de ellos, de los jóvenes, y sobre su futuro ciertamente nos dicen que no es muy promisor y puede que tengan razón, es allí entonces cuando les decimos que ellos son los que decidirán cuál es su futuro, no obstante las fuerzas sociales son tan poderosas, siempre el ser humano podrá sobreponerse a ellas y serán las decisiones de los jóvenes, los que definirán al fin y al cabo, lo que la vida les tenga deparado.

Comprendemos que la sociedad es un monstruo que día a día está atacando, que esa sociedad no es permisiva, no tiene contemplaciones, porque las fuerzas negativas son poderosas, no podemos negarlo, lo hemos visto cada día de muchas maneras. No solo en las noticias, porque hay noticias que no se ven en los diarios ni en la televisión y son los eventos que muchas veces suceden en el barrio, cosas que parecieran intrascendentes, sin embargo son parte del gran engranaje que mueve a toda la sociedad. La culminación de los estudios secundarios de la hija del vecino, el noviazgo del joven de más allá o que los vecinos de la otra manzana compraron un nuevo auto o quizá ver cómo ha cambiado la apariencia de muchas casas, en las que toda la familia decidió echar mano a herramientas y brochas, son esas cosas las que no salen en las noticias, sin embargo son las que mueven nuestro pensamiento hacia mil reflexiones.

Entonces quizá nuestros pensamientos también se han globalizado y hemos dejado de percibir lo que sucede cerca, muy cerca, no solo en el barrio, tampoco en la familia sino en nosotros mismos, y allí está la clave de todo cuanto nosotros deseamos cambiar y es el cambio de nosotros mismos, qué pensamos, qué comemos, qué leemos, de qué modo estamos haciendo amigos, hacia donde inclinamos nuestros intereses, de qué modo estamos gastando el poco o mucho dinero que cae en nuestras manos, de qué modo estamos invirtiendo el tiempo que ahora nos viene regalado y que pronto sin darnos cuenta tendrá un costo, un alto costo.

Así es, lo que hoy nos viene de gracia, llegará el día en que nos costará conseguirlo, pero lo más valioso de todo ello es el tiempo, porque jamás lo recuperaremos, podremos quizá comprar unas zapatillas nuevas, mejores que las que perdimos o se nos desgastó, pero jamás volveremos a recuperar el tiempo, que se nos fue de las manos sin darnos cuenta, peor si lo desperdiciamos en temas que no sirvieron para edificarnos, entonces vendrán los lamentos. Para evitar esto, es que ahora mismo, desde este momento debemos empezar a dar atención a pequeñas cosas, a todo aquello que pudiera parecernos intrascendente, el tiempo, casi nadie le presta atención al tiempo y es uno de los más valioso tesoros que tenemos y es gratis.

También unido al tiempo está otro gran tesoro y es el leer, ahora que tenemos tiempo, y me refiero a los jóvenes, se tiene tiempo y libros a la mano, libros que nuestros padres ya dejaron de leer y que los jóvenes deberían prestar atención, quizá allí está el tema de conversación que buscamos tener, o quizá allí están los secretos para vivir mejor o tal vez en esos libros están los errores que otros cometieron y que nosotros no debemos cometer, porque también se aprende de los errores de los demás, como también de mis propios errores, entonces empecemos a leer, quizá no todos los libros sean atractivos, pero de diez uno podría serlo, uno solo y allí podría estar la clave del éxito para mí.

Les confieso que en mis muchos viajes, en una larga existencia que me adorna, algo que siempre buscaba en cada casa que visité, fueron libros, porque sabía que en esa casa nueva encontraría libros que no tuve antes y quizá jamás tendré, pues así es como aprendí muchas cosas, me enteré de acontecimientos que tenía ignorados o quizá como errada información, de mis muchos viajes al interior del país, en mi adolescencia y juventud, aprendí mucho en la lectura de libros de otros hogares, son los mejores tesoros que tuve a mano, incluso pusieron ante mis ojos otras cosas, ahora que lo recuerdo me pongo a reír, de cómo otros se preocuparon de ponerme ante la vista otros temas, pero yo siempre buscaba libros y los conseguía a como diera lugar.

También conversar con esas gentes me dio oportunidad de aprender, cuando viajes o hagas un largo recorrido en el bus, pues conversa con tu compañero de viaje, siempre aprenderás algo, siempre podrás tú darle algo nuevo a su experiencia de vida. Ese intercambio de información será valiosos para los dos, pero lamentablemente los jóvenes cargan sus celulares con mucha música, esa será su compañía en sus largos viajes, y no prestarán atención a sus compañeros o compañeras ocasionales, en el viaje de una hora o más, solo será la música y eso lo sabe el Sistema y entonces el Sistema pondrá en las radios, o en las canciones los mensajes que desea tú escuches, pues no amigo, no dejes de vivir, empieza desde hoy a resucitar de todos estos años que has pasado dormido, reacciona de tu soledad que tú mismo creaste y buscaste, ahora mismo deja ya de adorar ídolos, que quizá en otro momento podrás atender, ahora vive, resucita, empieza a prestar atención a quienes te acompañan en ese viaje, conversa, si es necesario debate, o simplemente escucha o quizá te toque a ti hablar, informar, de todos modos intercambiarás información que será útil a alguien, eso te lo aseguro y guarda esos audífonos musicales, que solo te harán más infeliz aunque tú creas que así eres feliz.

De toda forma, el cambio global solo será posible conforme se dé el cambio personal y a partir de ello también el cambio dentro de la familia, de la pareja, de los hermanos. Una familia es una pequeña sociedad, es un pequeño país, en donde hay responsabilidades, autoridades y también hay derechos y deberes, es allí donde empezaremos a aprender cómo desenvolvernos más tarde en la sociedad grande, empecemos a comportarnos en la pequeña sociedad, asumamos responsabilidades, por más que nos parezcan desagradable o nada atractivas, barrer nuestra habitación, tender nuestra cama, ayudar a tu mamá en el recojo de la ropa, botar los desechos al carro recolector, quizá sacar a pasear al perro, porque también ese perrito necesita dar un paseo, cuidar nuestra conducta cuando venga alguien a visitarnos, ser gentil con la visita, también entre nosotros, ayudarnos, apoyarnos, entonces todo ello creará hábitos de responsabilidad, de solidaridad, de respeto a las normas, más tarde serán las leyes; cuidemos nuestro vocabulario, porque del modo como nos comportemos en casa será nuestra conducta como visitantes o tal vez como pretendientes a una novia, o tal vez como compañeras de un amigo al cual visitemos.

Muchos jóvenes observan a la madre de sus amigas, para según eso sacar conclusiones como serán ellas más tarde, pero no solo físicamente, sino también en cuanto a su forma de ser, vivir y asumir su rol, del mismo modo las chicas observan al padre de sus amigos, si es emprendedor, creativo o quizá no ama el trabajo, y golpea a su esposa, es decir en base a ello también puedes ir construyendo tu futuro, observando o comportándote, si hoy ayudas a tus padres, más tarde serás un esposo colaborador, pero si hoy eres un joven indolente, abúlico, entonces no serás un buen esposo o una buena compañera, lo que hoy aprendas, lo que hoy hagas, ese será tu futuro, empieza a construirlo desde hoy.

Entonces el cambio personal es fundamental, es a partir de ese cambio personal, que se dará el cambio en grandes estructuras, entonces no podemos pedirle a la sociedad que cambie, si nosotros no empezamos a cambiar; incluso muchos piensan que hay que cambiar de ambiente, de casa, de lugar de residencia, cuando al viajar estamos llevando nuestros contenidos, nuestros hábitos y allí donde estemos, seguiremos siendo los mismos, quizá peor, de modo que tampoco el cambio de hábitat será el remedio, la única solución está en el cambio de nosotros, somos nosotros los actores en el drama de la vida, y somos nosotros los que tenemos que cambiar, pero no esperemos que el otro cambie, si nosotros no empezamos ese cambio, tomemos la iniciativa, demos el ejemplo, si somos adultos con mayor razón.

Hoy mismo, ahora mismo decide realizar ese cambio, se tu mismo, haz lo que debe hacerse, no te prives de la oportunidad de ser feliz y hacer felices a los demás, decide tu cambio y a partir de ello, con toda seguridad, que los demás empezarán a cambiar, porque si no todo seguirá igual, nada cambiará, nadie cambiará, todo seguirá yéndose a un precipicio, que será la infelicidad, de modo que tu felicidad y la de tu familia, como también la de tu sociedad, depende de ti mismo y de mi, empecemos ahora mismo a cambiar.


Jorge Paredes Romero
Periodista peruano
Registro FPP 7703

 

 
 

Lea la Revista virtual Sociedad Latina