Mensajes a todos los peruanos

Federación de periodistas de Perú FPP

Comentarios sobre la realidad peruana
Jorge Paredes Romero Periodista y humanista peruano

El audio está aquí

 

website counter widget

 
 

¿Está la humanidad condenada a la autodestrucción?

Evolución tecnológica - Involución espiritual

 

Anoche lunes 10 de Junio del 2013, encendí la televisión para ver noticias, vivo en Lima Perú, mi decepción fue enorme, había llegado al límite. Un joven ebrio sin brevet, manejando un tráiler sale a las calles, choca con otros vehículos y deja 15 heridos mata a dos personas. En Junín una mujer apuñala a su esposo policía. En Callao condenan a cadena perpetua a dos padres de cerca de 40 años, por violar a sus hijas de 12 y 9 años de edad. Un policía asesina a balazos a su esposa y luego se suicida con un tiro en la sien, delante de sus hijos menores de edad. Un ex-presidente es acusado de corrupción y congelan cuentas bancarias relacionadas a su persona, en un país extranjero. Otro ex presidente está encarcelado con una sentencia a 25 años de prisión, por violaciones de los derechos humanos, ahora su hermana y cuñado son enjuiciados, por desvíos de fondos de donaciones japonesas a cuentas familiares. Una agente de la Dirección de Inteligencia de la Policía (DIRIN), identificada, fue asociada en una denuncia de seguimiento contra los ex-ministros. Un auxiliar de normas educativas de un colegio privado de Lima, se asocia en banda con dos alumnos del quinto año de secundaria, realiza asaltos y asesinan a taxistas.

 

Estas son algunas noticias de apenas un día, tendría que seguir una larga lista de crímenes, muertes, delitos que se relacionan con personas y personajes, todo resultado de la descomposición moral que viene ocurriendo en Perú, consecuencia de la involución espiritual que está contaminando a todo el planeta, en todos sus niveles, comerciales, políticos, religiosos, educativos, etc., es decir: ¿de qué vale que el ser humano ha evolucionado tecnológicamente, cuando espiritualmente ha involucionado?, no solo ha retornado al primitivismo, sino que ha retrocedido aun más y creemos que la humanidad está condenada a la autodestrucción, si es que esto no se detiene de alguna manera. Algo o alguien debe detenerlo, porque de otro modo solo nos convertiremos en deshechos biológicos. Albert Einsten dijo: “No sé con qué armas se librará la Tercera Guerra Mundial, pero en la Cuarta Guerra Mundial usarán palos y piedras”. Einstein dijo eso, porque supuestamente habría una tercera guerra mundial, donde participarían todos los países y nos destruiremos y retornaremos como a la era prehistórica, donde no quedaran armas, comida etc. y nos defenderemos con palos y piedras.

 

Nadie es perfecto, todos somos débiles y erramos, pero quienes sabemos corregir y enmendar nuestros pasos somos todavía rescatables, somos aquellos que nos damos cuenta, esto hice a partir de algún momento, pero veo que es inútil, nada ni nadie que sea terreno podrá ya cambiar el curso de esta involución, creo que es imposible ya, que la humanidad pueda enmendar el rumbo que ha tomado como civilización, existirán personas aisladas, pero representan un mínimo, justamente quienes caerán primero, serán asesinados o decepcionados morirán de pena.

 

Durante este tiempo he tomado contacto con muchos políticos, personas y familias, pero de nada ha servido, creo que solo nos queda esperar, lo triste es que quienes son niños, adolescentes y jóvenes actualmente, son los que más sufrirán, nosotros somos ya de edad avanzada, son ellos los que tendrán que soportar la enorme carga destructiva que viene acumulándose, debido a la desmedida ambición de unos pocos que están administrando pésimamente los recursos naturales, en su afán de acumular dinero y poder, están llevando a la humanidad a la autodestrucción, es inimaginable lo que sucederá, ni una película de ciencia ficción habría descrito lo que en verdad se viene. Enfermedades, pestes, hambruna, desquiciamiento social descontrolado, es decir una hecatombe social.

 

La humanidad se encuentra atrapada por un sistema que todo lo decide y lo decreta en reuniones como el club Bilderberg, conformado por poderosos, por bancos mundiales, por asociaciones de países que en vez de mejorar la calidad de vida de la humanidad, lo único que hacen es determinar intervenciones e intromisiones en países poseedores de insumos, que le son útiles a los industriales y poderosos. Lamentablemente el afán de tener más poder y riqueza, ha cegado a un pequeño grupo de seres humanos, que fácilmente podrían reunirse en un coliseo deportivo y son los que se entrometen en altos círculos de gobierno de todos los países del mundo.

 

Lamentablemente un sector de la prensa y en general los medios de comunicación, que se encuentran en manos de grupos de poder determinados en cada país, es servil con el sistema y le hace el juego, embrutece a las poblaciones, con sus programas que nada tienen de cultural ni recreativo, sino que parte del circo necesario para mantener a los pueblos incultos y dependientes. Del mismo modo las agencias que se dicen benefactoras, son las que regalan y donan alimentos, ropas usadas y de esa forma crean dependencia y abulia, en sectores de los pueblos que abandonan el esforzarse, para vivir encadenados a vasos de leche, comedores populares y programas de beneficencia internacionales.

 

En muchos países del mundo celebran sus días de la independencia, cuando en realidad deberían en esa fecha reconocer que pasaron de la dependencia de un país conquistador a otro país manipulador y que la dependencia continúa, en una situación peor que la anterior. Las empresas transnacionales hacen y deshacen en esos países, los exprimen, los saquean, al amparo de personas enclavadas en los gobiernos regionales, que siguen instrucciones del sistema manipulador. Los pueblos sobreviven en los alrededores de las minas, mientras los expoliadores extraen, contaminan y al terminar, dejan los residuos o basurales, al mismo tiempo los recursos acuíferos envenenados y las tierras improductivas.

 

Continuará…

 

Jorge Paredes Romero

Humanista peruano