Mensajes de esperanza Peru Jorge Paredes Romero Periodista humanista, Asesores, Con nosotros tendrá una excelente página Web, posicionada en todos los buscadores mundiales,Su informacion sera colocada en la Web con gran sabiduria, Ud. figurara en un Directorio de publicidad nacional y mundial, Su pagina web posicionada de privilegio, Hosting, Domain, Asesores Gratis, publicidad economica, eficaz, buscadores mundiales web, Pagina web, publicidad economica, eficaz presencia, total, buscadores mundiales, Peru, Hosting, web posicionada, asesoria empresas, comerciantes, artistas, profesionales, tecnicos, negocios Peru, haga negocios, seo, pagesworld, mayores ventas, mejores ganancias, utilidades, dominios, alojamiento, domains, diseño, consultas, compradores, comercio internacional, nacional, compras, ventas, marketing, mercadeo, software, estrategias, herramientas, analista, bigdata, internet

 

 

Hacer clic aquí Un mp3 de audio se abrirá en una nueva pestaña, es decir podrá seguir la lectura de líneas abajo.

website counter widget  
 

Antes de iniciar el comentario del día de hoy, quisiéramos darles la noticia que hemos oficiado a dos comisiones en el Congreso la de Trabajo y salud y la de Seguridad Social, en total mas de veinte congresistas, a los cuales les hemos escrito a primeras horas de la mañana, referente al tema del Hospital "Manuel de Torres Muñoz" 

 

Perú no desarrolla porque no quiere

(Peruanos, entendámoslo, tenemos todo lo suficiente para desarrollar, lo están impidiendo intencionalmente, puedo demostrarlo)

Viernes  21 de Marzo del 2014

 

 

     

Durante muchos años por Mollendo y Matarani salieron miles de fardos hacia el extranjero, barcos llevando lanas de Perú para las textiles extranjeras, en vez de ser nosotros los que daban valor agregado y así ser exportadores de casimires, telas y textiles, como también ropa. Lo mismo podría hacerse con otros productos, por ejemplo harina de plátano

La Harina de Plátano es un alimento equilibrados , contiene todos los grupos de vitaminas y nutrientes, es muy rica en hidratos de carbono y sales minerales, como: calcio orgánico, potasio, fósforo, hierro, cobre, fluor, yodo y magnesio, también posee muchas vitaminas, como la Vitamina A, del complejo B, la tiamina, riboflavina, pirodoxina y cianocobalamina y, vitamina C. Su gran riqueza en vitamina C, combinada con la del fósforo, resulta ideal para el fortalecimiento de la mente.
 

 

Se dice que no hay peor enfermo que el que no se quiere curar, y en verdad Perú desde 1821 no ha querido desarrollar o en todo caso no lo han dejado desarrollar. En el primer caso es debido a que siendo nosotros los que elegimos a quienes nos representen elegimos mal y en el segundo que los elegidos hacen cualquier cosa, menos cumplir con el mandato y con la lógica: gobernar para el bien del país que lo eligió.

Lo he dicho varias veces, conozco de cerca la política desde 1950 cuando tenía 7 años de edad y gobernaba Perú Manuel A. Odria, desde aquel entonces se han sucedido una serie de gobernantes y nadie ha logrado que Perú de el salto al desarrollo tan ansiado, no obstante tener ingentes recursos de todo tipo, han centrado toda la actividad a la minería, la más fácil y abundante, que lejos de beneficiarnos nos ha hundido en la contaminación, corrupción y degeneración política en la que estamos. Todo es minerales e hidrocarburos y lo que es peor, la ilegalidad en estas actividades, ahora mismo estamos entrampados en los miles de mineros informales que como siempre se acogieron a esa informalidad, para luego querer ingresar por la puerta grande a la formalidad, que debió haber sido la forma adecuada de iniciar actividades.

En Perú existe la costumbre de abrir un negocio, esperar que la municipalidad te notifique, para recién empezar a tramitar la licencia, es algo que incluso lo recomiendan desde los mismos municipios, de modo que podemos apreciar cómo campea la informalidad y el desgobierno. En Perú todos hacen cuanto les viene en gana, por ejemplo los señores de los CETICOS aprovechan la institución, creada para justamente desarrollar el país mediante la agroindustria, es decir dar valor agregado a la producción agrícola y frutícola de los valles peruanos y la pesquería, ya que tienen cerca puertos, tal es el caso por ejemplo del Valle de Tambo, Pedregal y Majes, que tienen cerca el puerto de Matarani, sin embargo en este bendito puerto ahora en manos ajenas, se dedican desde muchos años, a importar chatarra de oriente, carros siniestrados, retirados de la circulación por enérgicas leyes, pero en Perú son recibidos como nuevos, modernos y que han inundado el parque automotor del país, siendo esta una de las causas graves de contaminación ambiental, de accidentes, tugurización, es decir un delito trae detrás otros más.

Hace años, en vista que estaba insistiendo sobre este tema de la agroindustria recibí correos de empresas europeas que estaban listas para embarcar plantas agroindustriales completas, extendiendo créditos blandos y además proveían técnicos, para enseñar todo el proceso, es decir una maravilla, escribí sobre estos a emisoras mollendinas y arequipeñas, pero ninguna, absolutamente ninguna me respondió, poco o nada les importó el tema, mucho menos los agricultores, que podrían haberse reunido en grupos y haber logrado en este momento estar 11 años en la actividad agroindustrial con muy buenas ganancias y sobre todo haber creado miles de puestos de trabajo sano y rentable, para mucha gente que necesita trabajar, con hogares bien alimentados y florecientes actividades en los valles de la región Arequipa.

 

 

Perú, en este caso la provincia de Islay, tiene enormes cantidades de hectáreas no irrigadas, mientras el agua es utilizada por la minería, tal es el caso de Moquegua en donde Pastogrande y su gobierno regional han permitido el desvío de afluentes, canalizando agua para la minería, con ello perjudicaron al Valle de Tambo. y a la población de la provincia de Islay, que tampoco tiene agua suficiente.

 

Pero en esto están incursas también las autoridades, que poco o nada están haciendo por solucionar estos problemas, todo sus esfuerzos van orientados a lo más fácil, a la minería, de allí que los alcaldes, como el de la Punta de Bombón, el Sr. Tito Concha y el Sr. Miguel Román Valdivia de Islay tienen sendas frases acuñadas, uno diciendo que solicitará a la minera dinero para los proyectos que tiene la municipalidad de La punta de Bombón y el otro que a la minera se le puede solicitar mucho más dinero que los cien mil, es decir autoridades peruanas extendiendo la mano pedigüeña a la minería, para solventar sus carreras reeleccionistas, teniendo la alternativa agroindustrial, que poco o nada les interesa.

 

Pero reconsideremos esto, Perú tiene una tradición agrícola por excelencia, tiene tierras, puede utilizar agua para la irrigación de estas tierras, tiene una población con formación agrícola ganadera, sin embargo nuestras mesas carecen de productos alimenticios, y si los hay son a precios caros, porque son escasos, porque no hay el aliciente suficiente para desarrollar esas actividades. Tenemos la dicha que familiares de mi esposa, afincados en Pucallpa, nos envían riquísimo queso, un producto llamado Pan del árbol, zapote, cocona, carne seca, plátano bellaco, es decir podemos degustar rico patacón y chifle, exquisiteces que acompañan a las comidas de manera excelente y en la selva existen frutas riquísimas, y otros productos que podrían llegar en cantidades y muchas veces se malogran por falta de transporte, comunicación y otros problemas, sobre todo porque no hay forma de utilizarlos en otra manera, como lo es la agroindustria, por no existir maquinaria e incentivos. De ser así tendríamos jugos, frutas en almíbar, jaleas, conservas diversas, extractos, concentrados, deshidratados, aceites, plantas medicinales, y un sinfín de productos derivados de las carnes , vegetales y frutas, como también medicinas tal como la sangre de grado, uña de gato, aceite de copaiba, etc.

   

 

La agroindustria permitiría extraer aceites esenciales de estos productos, por ejemplo de la soya extraer aceite, de cereales lograr harinas, tal como vi en Bogotá, de la harina de maíz se preparan las ricas arepas, de modo que la gente lejos de consumir pan del trigo importado por el Grupo Romero, a precios carísimos, tendríamos arepas de maíz, producto abundante en Perú, pero no, estamos encadenados al trigo y a la panadería. Los mismos patacones o el simple chifle de plátano bellaco que en este momento estoy degustando. La abundancia de leche permitiría consumir riquísimos quesos, no se imaginan como saboreo el queso que envía mi suegra Flora desde Pucallpa, delicioso, o el pan del árbol que es un manjar, nutre, llena y da muchas energías, gracias a ello sigo sano, fuerte y con muchos deseos de escribir y compartir con ustedes estas experiencias.

Es una lástima que los CETICOS creados con esa finalidad y que esas siglas significan: Centro de Exportación, Transformación, Industria, Comercialización y Servicios, pero por ejemplo el CETICOS Matarani ¿qué exporta? ¿Qué industria tiene, qué comercializa, qué transforma? Así que al pan, pan; y al vino, vino.

En nuestro país existen los CETICOS desde hace más de una década y su creación respondió a una necesidad de desarrollar ejes económicos en el Perú, prueba de ello es que se ubicaron en las zonas norte y sur del país, utilizando además infraestructura portuaria existente.

Dentro de los objetivos de su creación se buscaba dar el dinamismo necesario, a zonas que se encontraban relegadas y en las cuales no se fomentaba ningún proceso grande, de transformación industrial.

Como sabemos, los CETICOS constituyen áreas geográficas delimitadas, cuya naturaleza califica como zonas primarias aduaneras de trato especial y por ello destinadas a generar polos de desarrollo y tienen privilegios de exoneración. Los tributos que se encuentran dentro de esa exoneración son: Impuesto a la Renta, impuesto General a las Ventasi, impuesto de Promoción municipal, impuesto Selectivo al Consumo. Entonces pues, los agricultores del los valles cercanos al puerto de Matarani, deben ponerse las pilas y buscar contactar con empresas del extranjero que provean equipos, para disponer de Plantas agroindustriales completas, para los diversos rubros dedicados. Sin ir muy lejos, en Venezuela se fabrican estas plantas completas, por ejemplo Magroinca

Agroindustria o la industria del agro, es la actividad económica que comprende la producción, industrialización y comercialización de productos agrarios pecuarios, forestales y biológicos. Esta rama de industrias se divide en dos categorías, alimentaria y no alimentaria, la primera se encarga de la transformación de los productos de la agricultura, ganadería, riqueza forestal y pesca, en productos de elaboración para el consumo alimenticio, por ejemplo tenemos: leche, pesca costera, frutas y verduras: fruta cítrica, fruta de carozo, banano, hortalizas, flores. deshidratado de frutas, verduras, especias, pescado, enlatado de frutas y verduras, encurtido de hortalizas, congelado de verduras, café, cacao, lanas, jaleas y mermeladas, miel jugos de frutas, concentrados, panela, concentrados de tomate, subproductos de la papa, aceite de oliva, aceites vegetales, subproductos de la leche, subproductos de la carne, sopas y comidas preparadas, embutidos, ahumado, cocido, enlatado, mantequilla, crema, natillas, quesos frescos y duros, yogur, helados, postres, leche en polvo, jugos, néctares, concentrados, dulces, mermeladas y una serie de subproductos, ¿se imaginan cuánto estamos dejando de hacer a nivel nacional? Los esfuerzos realizados son minúsculos, muy aislados, esto debería ser una ocupación nacional, porque todo el país tiene producción para esta finalidad.

Cerrando esto con broche de oro, la implementación de la universidad en Islay, le daría el espaldarazo, entonces habría carreras que implementar allí y dedicar todo el ingenio, fuerza y juventud a la agroindustria, entonces la región desarrollaría como Dios manda. Pero también habrá que luchar contra la delincuencia creciente. El año 1971 escribí un ensayo sobre la realidad carcelaria en Perú, allí decía lo siguiente:


El crimen en todas las sociedades es algo concomitante al cambio, las causas de la delincuencia deben buscarse no tanto en el individuo como en los trastornos del mundo circundante, político y social. Cada sistema de producción tiene los delitos que se merece y es así que el fenómeno se da con mayor frecuencia entre los desposeídos y muy raramente entre los acomodados y esto debido a la presencia de una clase dominante y otra sojuzgada, oprimida, explotada. En sí, la pobreza no es un factor exclusivamente delictógeno, sino que intervienen otros factores. Por ejemplo, la sociedad de consumo publicita exageradamente productos fuera del alcance de las clases desposeídas, algunos miembros de estas clases, son vulnerables a los métodos que utilizan, para conseguir aquello que ellos consideran inalcanzable y optan por la delincuencia, tendrían que aprender nuevas normas y respeto a la propiedad privada, como también establecer umbrales de tolerancia extremos, que quizá les impida apropiarse de lo ajeno, pero les procure sufrimiento y resentimientos, frustraciones y patologías psíquicas, que les llevaría quizá a nuevas formas de tomar revancha de una sociedad injusta, es allí donde preveía la aparición del terrorismo y que no pudo evitarse, como también los desordenes sociales tan extremos el día de hoy, debemos superar todo ello, es mi mejor deseo.
 

Ampliaremos esto pronto…
 

Muchas gracias

Jorge Paredes Romero

Periodista y humanista peruano